Portada del artículo Qué es la Lectura Fácil

¿Qué es la lectura fácil?

La lectura fácil es una forma de escribir los documentos, teniendo en cuenta, también, sus imágenes y la maquetación. De modo que, las personas con dificultades de compresión puedan entender mejor la información que hay en ellos.

Entender correctamente la información de un formulario, por ejemplo, nos permite saber cómo actuar ante ese documento de forma autónoma.

En 2018 se publicó en España la primera norma UNE (UNE 153101:2018 EX) sobre lectura fácil que, además, fue la primera norma de calidad a nivel mundial sobre este tema. Y que, como no podía ser de otro modo, existe adaptada a lectura fácil.

Además, existen pautas europeas de lectura fácil que nos ayudan a configurar los documentos en esta línea.

Sin embargo, un documento se considera de lectura fácil, y se puede identificar como tal con el logo europeo de la lectura fácil, sólo si una vez creado ha sido validado por un validador.

icono lectura fácil

Logo Europeo de Lectura fácil

Un validador es una persona con discapacidad intelectual, o con dificultades de comprensión, que se ha formado en las normas y las pautas de la lectura fácil y que, por tanto, tiene la capacidad de validar ese documento tras comprobar que el texto adaptado se entiende.

¿Qué características tiene la Lectura fácil?

A grandes rasgos, podemos decir que las características de la lectura fácil son las siguientes:

  • Utiliza un lenguaje sencillo.
  • Su misión es ser claro, conciso y directo.
  • Utiliza frases cortas, incluyendo un único mensaje por cada frase.
  • Evita el uso de números y de expresiones matemáticas.
  • No abuses de las frases negativas.
  • Expresiones confusas como las metáforas, no son recomendables.

En cualquier caso, siempre es importante saber a qué público va dirigido nuestro documento, para adaptarnos a él en la mayor medida posible.

Debemos explicar aquellas palabras complejas que no podamos simplificar, ya sea por el tipo de contenido, por el contexto, o por qué el texto requiera su utilización y aprendizaje. Y utilizar tantos ejemplos como sean necesarios para su entendimiento.

Ya sabes, si ves el logo europeo de lectura fácil en un documento, en un libro o en una web, nos estará indicando que el contenido está en lectura fácil y que, por tanto, su comprensión va a ser más sencilla.

Existen multitud de recursos y bibliotecas online que permiten la descarga gratuita en PDF de libros y documentos en lectura fácil. Y para demostrar una vez más que la accesibilidad nos beneficia a todos, la propia Constitución Española en versión lectura fácil, es un claro ejemplo de cómo un documento, a priori complejo para la mayoría de las personas, puede, implementando pautas de accesibilidad, llegar a ser sencillo y amigable para todos.

 

 

HABI Diseño accesible            Referencias bibliográficas: Ceapat-Imserso y Plena Inclusión

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas novedades y consejos sobre accesibilidad, diseño y adaptabilidad de espacios. Para estar a la última de nuestras noticias.

¡Has sido suscrito satisfactoriamente!