Contáctanos

Puedes llamarnos o escribirnos un mensaje cuando quieras pero hemos seleccionado las preguntas que más frecuentemente nos hacen para que puedas encontrar respuesta a tu pregunta de forma rápida y sencilla.

¿TIENES ALGUNA DUDA?

¿En un establecimiento público es suficiente con tener una rampa y un aseo accesible?

No, de hecho la accesibilidad de ese lugar comienza con algo ajeno al propio establecimiento, ya que también debería ser accesible el itinerario que da acceso al local. La accesibilidad ha de entenderse siempre como un conjunto.

Dependiendo del tipo de establecimiento que estemos hablando las medidas que se tomarán serán unas u otras, pero en cualquier caso, no es suficiente con tener únicamente una rampa y un aseo accesible (que en la mayoría de los casos ni siquiera los son).

Hemos de contemplar medidas para todos los públicos, teniendo en cuenta, además de las dificultades físicas, las dificultades sensoriales y cognitivas y aplicar medidas que mejoren la comunicación, la manipulación, la movilidad, y en general, la experiencia de los usuarios.

¿Es muy caro adaptar mi vivienda?

No. La accesibilidad dentro del hogar, en cuanto a lo que la adaptación de espacios se refiere, ha de verse como cualquier otro cambio constructivo. La diferencia radica en la forma en la que vamos a confeccionar el espacio. Es decir, se aplicarán criterios que contribuyan siempre a mejorar la autonomía y a hacer más fácil y cómodo el día a día. Al igual que se haría en cualquier otro proyecto de reforma, se optimizarán los recursos para que el coste se ajuste al servicio prestado.

¿Una escalera puede ser accesible?

Sí. Una de las principales dificultades para las personas con discapacidad física suele ser la movilidad vertical en edificios. Las escaleras suponen una barrera arquitectónica en el caso de personas usuarias de silla de ruedas, así como para personas que usen andador, o que vayan con un carrito de bebé o simplemente con un carro de la compra. Por eso, por Ley, en edificios públicos tiene que haber siempre una rampa o un acceso alternativo bien señalizado, para que el edificio en sí sea accesible.

Sin embargo, dentro del diseño de la propia escalera, contemplando a todas las personas que sí que pueden hacer uso de ella por sus condiciones físicas, podemos decir que ésta es más o menos accesible dependiendo de las bondades que presente. En tanto y cuanto sea adecuada para que una persona de baja visión pueda identificar bien sus escalones, la huella esté de tal forma que evite el tropiezo de una persona mayor, el pavimento no resbale, tenga barandillas y pasamanos adecuados, etc.

No debemos olvidar que la accesibilidad, y en concreto, el diseño universal trata de dar servicio al mayor número de personas posibles y para ello debe aplicar sus principios a todos los usuarios, que en el caso de la escalera son todas aquellas personas que pueden subir y bajar peldaños.

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de las siguientes vías:

Teléfono

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas novedades y consejos sobre accesibilidad, diseño y adaptabilidad de espacios. Para estar a la última de nuestras noticias.

¡Has sido suscrito satisfactoriamente!