Más vale una imagen…

Sabemos de la dificultad de entender qué es el Diseño Universal y cómo podemos contribuir en la adaptación de su hogar. Por ello, hemos seleccionado algunos de nuestros trabajos más destacados para que pueda ver en primera persona las soluciones planteadas, así como las necesidades de nuestros clientes para que pueda asemejar sus situaciones a la suya.

Utilice nuestro filtro para encontrar el proyecto que más se asemeje a sus necesidades.

 

De nuevo lunes, y a Pepi cada vez le cuesta más levantarse para trabajar. Suena a tópico, ¿verdad? Todo el mundo odia los lunes, pero Pepi tiene otro argumento de peso. Hace ya unos años, le diagnosticaron esclerosis múltiple, una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso central y que se manifiesta de muchas formas, siendo la más frecuente, la fatiga.  

Durante un tiempo, Pepi ha podido controlar los síntomas, consiguiendo que afecten mínimamente en su rutina. Sin embargo, desde hace un año, nota cada vez más como, con el paso del tiempo, su cuerpo no responde igual en su día a día.

A Pepi siempre le ha gustado el deporte, y no piensa dejarlo nunca, simplemente conoce sus capacidades y lo practica de una forma sana y saludable, dentro de sus limitaciones físicas. Disfruta contándole a sus hijos, Mario y Rodrigo, que ella fue campeona de Tenis de Mesa en el instituto.

Además del deporte, a Pepi le encanta su hogar, le relaja ordenar cosas y tener todo muy organizado. Cree que ha llegado el momento de hacer una reforma en su casa, y renovar algunos muebles de paso. Quiere aprovechar estos cambios para que el día de mañana su enfermedad no se convierta en un gran hándicap a la hora de realizar labores cotidianas en su casa, y tiene claro que evitará por todos los medios volver a modificar de nuevo todo cada vez que se encuentre con una barrera. Quiere un proyecto de futuro.

Por eso Pepi contactó con HABI diseño accesible. Le realizamos un proyecto de reforma e interiorismo, en el que le asesoramos en todo y estudiamos su caso para conocer sus necesidades presentes y futuras. Tanto la distribución, como el mobiliario, fue adaptado para que Pepi siempre pueda disfrutar de su hogar, sus aficiones y que no le suponga un sobre esfuerzo realizar las tareas cotidianas. Todo ello ha sido además ventajoso para el resto de su familia, y ahora, con todo al alcance de todos, ¡los niños hasta colaboran más en casa!

 Eso sí, no hemos conseguido que le gusten los lunes.

La historia de Pepi

En casa de Adrián están todos muy nerviosos. Su hermano mayor no está, ya que este fin de semana lo pasa fuera con su pareja, y tenían la reserva hecha en una web de esas que no permiten reembolso. Pero sus padres si, y alguna lágrima se ha escapado de los ojos de Marcos y Gema. Tienen motivos, su pequeño se va de casa.

Adrián ha conseguido una beca de estudio, y va a vivir fuera durante dos años, que pueden ser más si las cosas van bien. Ojalá pueda ser el comienzo de su gran futuro laboral. Le encanta su nueva ciudad, y no le importaría vivir allí para siempre. Y si, volverá de visita al pueblo de vez en cuando, no puede vivir sin las croquetas de su abuela.

La cuestión es que Adrián tiene retinosis pigmentaria y necesita algunas adaptaciones, y productos de apoyo, para ser autónomo en su nueva vivienda.

Esta enfermedad ocular, de origen genético, al inicio sólo le suponía una dificultad al llegar la noche, sin embargo, al ser degenerativa, poco a poco está contribuyendo a la pérdida de su agudeza visual, teniendo actualmente una visión en túnel muy reducida que le impide ver más allá del campo central.

Probablemente la retinosis pigmentaria seguirá su curso, pero eso no será ningún impedimento para poder realizar su beca, y tampoco lo será para su día a día en su nuevo hogar. En HABI diseño accesible hemos estudiado su caso y valorado todas sus necesidades, aportándole el mayor número de soluciones posibles en su nueva vivienda.

En este caso, la iluminación ha jugado un papel muy importante en el proyecto. Hemos potenciado mucho el contraste de colores y hemos tratado de evitar por todos los medios los deslumbramientos para que su vista no tenga que estar continuamente acomodándose. De este modo, hemos conseguido mejorar la localización de los elementos, la deambulación por la vivienda y la manipulación de los objetos en su nueva vida independiente.

Sus padres ya están un poco menos nerviosos, en parte porque el próximo mes van a ir a visitarlo para ver esas adaptaciones… y llevarle algunas croquetas de su abuela.

La historia de Adrián

Esperanza no para en casa. No hay día que su hijo Daniel no la pille subida a una escalera regando las plantas del patio o preparando comida como para un regimiento. Esperanza vive sola, feliz y encantada de recibir visitas, si es que no ha salido ella a visitar a alguna amiga del barrio. Desde que uno de sus hijos le regaló una pulsera de esas que mide lo que andas, no quiere acostarse sin ver que ha superado los 8000 pasos.

Esperanza sufre los problemas típicos de su avanzada edad, pero el más grave es su audición. Casi la ha perdido completamente y le dificulta muchas tareas cotidianas.

Este año pasado, con el programa de ayudas para la adecuación de viviendas dirigido a personas mayores de sesenta y cinco años, su familia optó por hacer algunas reformas en casa, con idea de minimizar las barreras que a nivel físico y de movilidad pueda ir encontrando con el paso de los años. Fue entonces, cuando Esperanza se puso en contacto con HABI diseño accesible. Tras un estudio exhaustivo de sus necesidades y teniendo muy presentes sus dificultades auditivas actuales, planteamos una reforma que apostaba por los espacios abiertos y diáfanos, de este modo, la comunicación en casa era mucho más fluida y a su vez ganó mucho espacio para cuando se reunía con la familia. No nos quedamos en  lo superficial, sino que profundizamos en todos los detalles tras conocer bien sus hábitos y su día a día.

Con todo ello, a Esperanza no solo le hemos podido facilitar el presente, si no que le hemos hecho su vivienda del futuro, un hogar para toda la vida, del que seguro sacará mucho partido. Y es que sabemos que a Esperanza no le gusta estar sin hacer nada en casa, ¡es que no para!

La historia de Esperanza

Isidro ha cumplido un mes trabajando en su nuevo puesto, y sigue con la misma ilusión del primer día. Llevaba muchísimo tiempo soñando con empezar una experiencia laboral de su especialidad, la que tanto tiempo dedicó en la Universidad. Lo que se dice “trabajar de lo tuyo”. Pero hoy quiere hablar con su jefe.

Isidro se desplaza en silla de ruedas debido a la falta de movilidad en la parte inferior de su cuerpo. Nunca ha tenido ningún problema para viajar, conducir o adaptar su vivienda, más allá del desconocimiento que ha detectado a su alrededor y los impedimentos que, a veces, se encuentra en la sociedad. Pero él no deja de disfrutar de su ocio y de realizar sus rutinas y tareas diarias. Eso sí, para hacer la comida se encargan su mujer y su hijo mayor, porque él es un desastre en la cocina.

La cuestión es que Isidro ha detectado que su oficina no es un espacio diseñado para todos.

Lo ha comentado varias veces con su jefe, pero él insiste en que en la última reforma le aseguraron que todo estaba según indica la normativa. Sin embargo, en la ejecución del proyecto, hay muchas cosas que no se tuvieron en cuenta, y para Isidro son un verdadero quebradero de cabeza.

Es por ello que Isidro contactó con HABI Diseño accesible y le hicimos un estudio de mejora implementando toda la normativa vigente y analizando las circunstancias de cada uno de los trabajadores que hay en ella, así como el tipo de trabajo, la iteración de movimientos, etc. para conseguir, a partir de las particularidades de cada uno de los usuarios, un diseño universal que haga de su oficina un espacio funcional y agradable para todos.

Algo que, además, será sin duda valorando de forma positiva por sus clientes.

Un espacio no es accesible únicamente por poner una rampa o ensanchar una puerta, y en el proceso de estudio, hemos detectado muchos errores derivados de la falta de conocimiento y concienciación en ese sentido.

Isidro va a hablar con su jefe para enseñarle el informe, y espera que en breve todo esté bien diseñado en la oficina. Sabe que el mundo laboral no es fácil, y por eso lucha por evitar cualquier obstáculo que pueda impedirle desarrollarse, y seguir así manteniendo esa ilusión del primer día.

La historia de Isidro

CONTACTA CON NOSOTROS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas novedades y consejos sobre accesibilidad, diseño y adaptabilidad de espacios. Para estar a la última de nuestras noticias.

¡Has sido suscrito satisfactoriamente!