Los hábitos de consumo energético pueden ayudar a economizar en las facturas del hogar y por esta razón te enseñamos cómo los puedes mejorarlos dentro de casa, para incrementar tu nivel de eficiencia y el ahorro.

Consulta las condiciones para mejorar tus contratos de energía

En múltiples ocasiones los consumidores no son conscientes de las condiciones que se aplican en el contrato con las comercializadoras de luz. A menudo, se contrata el servicio con el mismo grupo de la distribuidora eléctrica sin plantearse otras opciones posiblemente más económicas. Si este es tu caso, te recomendamos utilizar un comparador de tarifas con la opción personalizada de búsqueda.

Hoy en día existen comercializadoras medianas y pequeñas con buenas opiniones en la OCU como Holaluz por la procedencia 100% verde de la energía comercializada y por la calidad y opciones  en el servicio de atención al cliente de Holaluz: https://www.tarifasenergia.com/holaluz/atencion-al-cliente/

Por otro lado, el método de contratación también influye. La mayoría de compañías actualmente ofrecen promociones especiales y descuentos exclusivos cuando se realiza la contratación  online como EDP, Endesa, Iberdrola…

 Si el comparador te recomienda cualquiera de las tarifas de EDP puedes solicitar información en la web o llamar por teléfono al número de atención al cliente para que te expliquen las diferencias entre tarifas de EDP, siempre informándote de las posibles cláusulas de permanencia con la compañía o condiciones especiales si decides llevar a cabo el procedimiento por Internet en lugar de acudir a las oficinas.

Consejos para mejorar tus hábitos de consumo de energía

 La siguiente lista de recomendaciones te ayudará a economizar en la factura de la luz y a hacer un uso más inteligente de los recursos energéticos dentro del hogar:

      Planifica tu consumo energético diariamente, teniendo en cuenta las horas donde el kWh de luz es más barato a lo largo del día. Para que esto sea posible debes tener una tarifa de discriminación horaria.

      Reemplaza tus viejos electrodomésticos por modelos con buen nivel de eficiencia energética. El ideal es A+++ para economizar energía y además este tipo de aparatos cuentan con programas específicos para ahorrar como el modo ECO. También puedes incluir nuevos dispositivos que te ayuden a controlar el gasto en casa gracias a los avances tecnológicos de la domótica.

      Invierte en soluciones de aislamiento térmico para el hogar. De esta forma, podrás conseguir las mejores condiciones de temperatura tanto en invierno como en verano y mantener la cantidad de grados necesaria sin hacer gastos extras de energía en el hogar.

      Utiliza las persianas, cortinas y toldos para regular la cantidad de luz natural dentro de cada estancia, aprovechando al máximo las horas de sol durante el día en lugar de recurrir a fuentes externas de iluminación. Si quieres saber cómo es la distribución óptima para los muebles y otros elementos dentro de cada estancia te recomendamos el siguiente artículo.

      Cambia el sistema de iluminación de tu vivienda por LED de bajo consumo. Este tipo de lámparas ofrece una iluminación personalizada a un reducido coste energético, por lo que se amortiza rápidamente la inversión. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas novedades y consejos sobre accesibilidad, diseño y adaptabilidad de espacios. Para estar a la última de nuestras noticias.

¡Has sido suscrito satisfactoriamente!